domingo, 27 de marzo de 2011

El ruso


Para un lord Sith como yo, tener buena forma física es importante, no sólo por presumir, que también, sino por supervivencia; en una lucha usando La Fuerza o en un duelo a espadas láser, si no eres capaz de aguantar el tirón durante un rato, el enemigo te vence y se ha acabado la película. Y eso no puede ser, Maria Teresa. Por esos dos motivos voy al gimnasio de la Estrella de la Muerte tres tardes por semana. 

A sus instalaciones acude una variada fauna galáctica: desde las mamás que van a clases de aerobic (que siempre pensé que era un bolígrafo que pesaba muy poco y luego me enteré que era un baile), hasta los cachitas que hacen pesas y se miran y se miran al espejo como si sólo con eso les crecieran los músculos. Entre medias, hay gente obsesionada con la "operación bikini", que les dura todo el año, estoy yo y luego está él.

El señor del que os quiero hablar puede ser muchas cosas, pero hay una que está más que clara: es ruso. Y diréis ¿cómo sabes tú eso? Pues lo sé porque a veces se lleva un astroiPad y suena música de Tchaikovsky y, entre canción y canción, una voz dice cosas como: "paruski, dasvidania, espasiva, tichinia" y yo qué sé qué más cosas ininteligibles. Pienso que, seguramente, escucha grabaciones de radio de su planeta para vencer la morriña de estar tan lejos. Algo así como radio clásica pero en ruso. También lo sé por otra cosa mucho más evidente que la anterior: tiene cara de ruso. Sí, de ruso. ¿Y qué cara tienen los rusos? Pues cara de rusos. Está claro. ¿Habéis visto alguna vez la cara de Putin? Esos ojos pequeños y algo achinados, esa nariz afilada y diminuta, esos labios finos. Pues la misma cara.

Llevo un tiempo fijándome en él por un motivo: me da yuyu. Desde que leí la trilogía "Millenium", me quedé impresionado con el personaje de Zalachenko, el papá de Lisbeth Salander, que era tan malo como yo, qué digo, mucho peor que yo. Un tipo que recordaba al pasado de la URSS, del KGB, del CCCP, del VHS y del UHF. Un espía, un malo muy malo y misterioso, capaz de matar a su propia hija si hacía falta, un ser vil sin alma y sin escrúpulos. Pues si tuviera que ponerle cara a Zalachenko, le pondría la del ruso que veo en el gimnasio de la Estrella de la Muerte. Escalofríos me da. 

Los días que coincido con él no puedo hacer nada, sólo mirarle disimuladamente y pensar que está en este planeta espiando para su gobierno, que quiere robar los planos de la Estrella de la Muerte para volarla en cachitos, que va a matarnos a todos envenenando las conducciones de agua potable y luego nos triturará  y hará filetes rusos con la carne, y los quemará, y después se llevará a los niños para vender sus órganos en la Plaza Roja de Moscú... No hago otra cosa, no entreno, no me ejercito, estoy paralizado. Estoy empezando a quedarme fofo y blandengue. Él, en cambio, se está poniendo cada vez más cachas, como un Stallone, no, como un increíble Hulk ruso sin parar de entrenar. Ay, no sé que va a ser de todos nosotros. Estamos en sus manos. En las manos del Kremlin

16 comentarios:

  1. Me has acojonado compañero. No voy a entrar allí ni para estirar. Estiraré fuera que se está más fresquito y sin la amenaza roja detrás.

    ResponderEliminar
  2. Mae mía, qué miedito, con lo cagona que yo soy (me quitan el blaster y me quedo en nada) yo me cambiaba de Gim-Estrella de la Muerte.

    Pero claro, yo soy sólo una Padawan en modo aprendizaje; tu eres un Lord Sith... El Lord Sith por excelencia (mucho mejor que Palpatine) asique... vence tu miedo.

    "El miedo es el camino al Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira conduce al odio, el odio lleva al sufrimiento" Yoda dixit.

    ResponderEliminar
  3. Andesé con cuidado, lo mismo le asalta con cualquier perestroika de esas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Altosybajos:

    No es para menos. Estira en la calle, pero abre bien los ojos, que nunca se sabe quién puede venir por detrás y lo rojo que te lo puede dejar. Huy huy huy...

    Leia:

    Nunca subestimes el poder del KGB. Lo mismo me suelta eso de: "Únete a mí y juntos dominaremos el gimnasio".

    Elvis:

    Ya sólo el nombre da miedo: "Perestroika". Suena como "Nosferatu" o "Kamasutra". Qué miedito, mamá, qué miedito.

    ResponderEliminar
  5. Sky, acércate a él por la espalda y dile: SOY TU PADREEEEEE! Veras como no para de correr.
    Que la fuerza te acompañe.

    ResponderEliminar
  6. Estaréis solos los dos. Cerrará la puerta del gimnasio. Sacará un AK-47, te desnudará, te untará de aceite, te pondrá mirando a Cuenca y que la fuerza te acompañe, mi querido Arturo.

    ResponderEliminar
  7. Estoy con Impenitente: si el ruso te dice "TE VI A PONÉ VZGLYAD V CUENCA" tú aprieta el culo hasta que se te ponga como piel de tambor (o relájate, duele menos)

    ResponderEliminar
  8. Kamikaze:

    Tu plan tiene lagunas, si me permites que te lo diga, porque ¿y si me contesta: "Ya lo sabíiia, ya lo sabíiiaaa..." y me hace lo que dicen Impenitente y Chewbacca? Lo veo arriesgado.

    Impenitente:

    Tú has visto muchas pelis de Almodóbar ¿no? No era ése el tipo de peligro que yo veía, pero, ahora que lo dices...

    Chewbacca:

    No lo veo claro. Tienes que decidirte: ¿aprieto o relajo? ¿O un rato cada cosa?
    ¿Y si le gusta? O peor... ¿Y si me gusta a mí? Ja ja ja.

    ResponderEliminar
  9. ваш что вы хотите, Хватай бык, jajaja

    Gracias por los elogios, se hace lo que se puede,
    tambien te sigo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Julio-jagdo, bienvenido a la galaxia.

    Oye, ¿no serás tú el ruso? ¿Cómo has encontrado este blog? No pienses que te quería ofender, de verdad, no era mi intención. ¿Qué haces con el Kalasnikov ése? No, nooo, ¡NOOOOOOOO!

    ..........................................

    PD: Vale. Lo siento. Almodóvar (el director de cine) es con "v". Es que yo tenía un compañero de trabajo con ese apellido que lo escribía con "b". De ahí el error. Pido perdón a la Academia.

    ResponderEliminar
  11. Caramba Sr. Skywalker, juraría que había publicado un comentario de esta entrada... Bueno, en cualquier caso, creo que venía a decirte algo así, como que las apariencias a veces engañan... Acercate a él y le hablas, que sé yo... del tiempo. Quizás cambies de opinión y sólo sea fachada y resulte que es un tipo cojonudo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola, Fer.

    Pues va a ser que no lo habías hecho (mira los comentarios y verás. Yo no borro nada), pero da igual; más vale tarde que nunca.

    Me puedes decir cómo se dice en ruso: "Hola, bandido, ¿vienes mucho por aquí? Me he fijado que me miras mucho. Tú también eres muy guapo. ¿Tomamos una bebida isotónica en mi casa?"

    Es que si no...

    ResponderEliminar
  13. Hola Sr. Skywalker, me comenta R2 que has pasado por mi blog. Está bien tu blog, te sigo a partir de ahora ;)

    ResponderEliminar
  14. Hola, Cid.
    Bienvenido por aquí. Dale las gracias a R2, que ya casi estamos todos. Fíjate, está la princesa Leia, Chewbacca y faltabas tú. Si sabes por dónde para C3-PO dile que se dé una vuelta hasta la galaxia y completamos la tripulación de la lanzadera imperial.
    Que La Fuerza te acompañe, camarada.

    Por cierto ¿sabes algo de ruso? Ja ja ja.

    ResponderEliminar
  15. ¡Caray con el ruso! Llego de nuevas a tu blog y me he leido desde el principio todo lo que has publicado. ¡Me gusta mucho! Me llamo la atencion el nombre, como fan de Star Wars que soy, ya que ES LA MEJOR SAGA DE CIENCIA FICCION QUE EXISTE Y EXISTIRA JAMAS EN EL MUNDO. Me gusta mucho como mezclas la fantasia de la Galaxia con tu vida diaria, normal. Asi que aqui me quedo. Y Sr. Skywalker, queda usted cortesmente invitado a visitar cuando quiera un rinconcito de Internet, un humilde planetita creado por mi misma al que me gusta llamar "Mi Pequeño Mundo", mi blog, en el que sera recibido con los honores que merece todo un lord Sith como usted cuando quiera. Y que la Fuerza te acompañe, amigo!!!!

    ResponderEliminar
  16. Uff, Nerea, qué decir...

    Gracias por tus halagos, que, humildemente, creo que no merezco. No hay grandes pretensiones en este blog, sólo pinceladas de mí y mi mundo (que es un mundo de lo más corrientito), aderezadas, eso sí, como bien dices, con toques de Star Wars y algo de humor. Se me ocurrió aprovechar mi afición por la Saga (con mayúsculas) más grande de la historia del cine, para dar un aire distinto a lo que, de otra forma, no sería más que otro blog personal y anodino. Luego, navegando por la blogosfera, me he dado cuenta de que la idea no era tan original y que hay muchos otros que lo habían pensado ya y que lo hacen muuucho mejor que yo. Pero ya está hecho y no lo voy a dejar (de momento).
    Seas bienvenida a ésta tu galaxia y ya sabes...

    Que La Fuerza te acompañe.

    PD: He pasado por tu blog y, amiga, eso es escribir bien y con buen gusto. No como yo.

    ResponderEliminar